LA ARQUITECTURA ESCOLAR; libro educativo tridimensional

tpk-entranceExisten muchos espacios en los que niños pasan una gran parte de su tiempo. Algunos de éstos son antagónicos, hostiles o incompatibles a la expresión personal. Dentro de esta oportunidad de expresión, son muy pocas las escuelas donde proveen espacios con sentido de propiedad, expresión o participación. Para estas escuelas, los estudiantes tienen muy poco que aportar, o dar opinión acerca de las características físicas de la escuela. En el presente, la arquitectura de algunas escuelas es deplorable. Casi siempre, siguen el cajón cerrado de hace 200 años, son más como una prisión que un lugar de descubrimiento y creatividad.

 Los ambientes y espacios arquitectónicos de las escuelas tienen un potencial en gran parte sin explotar como contribuyentes activos al proceso de aprender. Es también nuestra contienda que cada maestro, administrador y niño sean un diseñador potencial. El entusiasmo y la planificación pueden crear una escuela preparada para crear las clases con el ambiente crucial para el crecimiento del estudiante.

Cada objeto, color, textura, y configuración espacial, así como su selección y la colocación, tienen un significado educativo. Para hacer eso, el diseñador debe trabajar de cerca con el educador para desarrollar un programa para los niños. Para poder lograr el programa adecuado el educador debe de salirse del encasillado rígido de cantidades fija de pies cuadrados por niño.

El diseño del ambiente para niños debe reflejar la manera en que el mundo se construye y la manera en que los niños lo perciben. La ramificación de árboles, el espiral de las conchas y los diseños radiales de flores son ejemplo con significado matemático, botánico, biológico, y artístico. La misión de diseñadores es a crear espacios donde los niños pueden aprender conceptos como parte de un total integrado en vez de ideas fragmentadas.

El resultado final es lograr un espacio o secuencias de espacios  donde se pueda integrar una serie de enseñanzas o descubrimientos logrando que la escuela se convierta en un instrumento de aprendizaje como los libros y no tan solo un espacio contenedor pasivo de objetos y personas.

Las personas son consideradas una parte esencial del ambiente. El ambiente afecta a personas y ellos en cambio afectan el ambiente. El ambiente arquitectónico es una obra de arte que estimula la conducta a la curiosidad, descubrimiento, creatividad y percepción mental.  El ambiente se puede diseñar como instrumento de etapas y metas provistas. El espacio pude estimular una secuencia de niveles de aprendizaje que son identificados y accesibles para el interés particular del estudiante. El ambiente de aprendizaje se puede evaluar como un instrumento educativo para el desarrollo de niños y estudiantes.

Necesitamos volver a pensar en el aura arquitectónica y pedagógica de nuestras escuelas. ¡Nosotros, como educadores, administradores, y padres, debemos ayudar las escuelas a prepararse para el siglo XXI no como prisiones, sino como un ambiente sano, humanizado, emocionando a vivir, aprender, de esta manera preparamos a nuestros niños hacia un futuro aun mejor.

PERIODICO EL VOCERO

VIERNES 11 DE AGOSTO DE 2006

Por:

Arquitecto Ángel F. Cocero Cordero, MAUD

1607 Edificio San Martín, Suite 605, Ave. Ponce de León, San Juan PR 00909

Tel. 787-723-0339 Fax. 787-723-0508

www.ccarch.com / info@ccarch.com

 

 

 

levitra

Leave a Reply